Contradicciones de las normativas vigentes que regulan la habitabilidad y condiciones mínimas que deben tener las viviendas en Madrid

 

Cédula de habitabilidad (Comunidad de Madrid)

La cédula de habitabilidad es un documento que otorga la Consejería de Transporte, Vivienda e Infraestructura de la  Comunidad de Madrid para acreditar la habitabilidad de una vivienda antigua (anteriormente ocupada como vivienda). Se expide en el caso de que sea necesario para alquilar una vivienda, contratar servicios (Luz, agua, etc.), concesión de préstamos o venta de vivienda en casos muy específicos.

Entre la normativa aplicable, está la Orden de 29 de febrero de 1944 por la que se establecen las condiciones higiénicas mínimas que han de reunir las viviendas.

Una de las principales condiciones es que una vivienda debe constar como mínimo de cocina-comedor, un dormitorio de dos camas y un retrete, dónde las habitaciones deben ser independientes y no se puede utilizar un dormitorio como paso para el retrete.

Algunas dimensiones mínimas que se establecen en esta Orden, son las siguientes:

Dormitorio de dos camas: 10 m2

Dormitorio de una cama: 6 m2

Cuartos de estar: 10 m2

La cocina 5 m2 y si se une o está abierta al salón, las dos estancias debe medir 14 metros cuadrados.

Anchura de pasillos: 80 cm.

Entrada a la vivienda: 1.00 m. de ancho.

La altura de pavimento a falso techo será 2,50 m.

Las piezas habitables (dormitorio, cocina, salón) deben tener ventilación directa del exterior y será superior del 1/6 de la superficie de la habitación en planta.

Cumplir con esta Orden de 1994, se hace imposible cuando nos encontramos con pisos pequeños y antiguos, típicos del centro de Madrid, que solo constan de 1 o 2 ventanas.

Como arquitectos pensamos que estos pequeños pisos pueden adaptarse a la normativa convirtiéndolos en «estudios» es decir, que el salón-comedor-cocina sirva de dormitorio, como se contempla en el Plan General de Ordenación Urbana de Madrid del año 1997 (PGOUM) que es una normativa del Ayuntamiento de Madrid.

Como la cédula de habitabilidad la expide la  Comunidad de Madrid, sólo se rige por la Orden del 29 de febrero de 1994, por lo que no pueden concederla a las viviendas antiguas convertidas en estudios.

Aquí es cuando empezamos con las discrepancias entre las diferentes instituciones y sus normativas.

La Consejería de Cultura, Turismo y Deporte de la Comunidad de Madrid, considera válidas las viviendas tipo estudio, en sus requisitos necesarios para el Inicio de Actividad de Vivienda de Uso Turístico. 

Se evidencia entonces a la contradicción entre la Consejería de Cultura, Turismo y Deporte y la Consejería de Transporte, Vivienda e Infraestructura,  ya que la primera SI permite la creación de vivienda de uso turístico tipo estudio mientras que la segunda no puede conceder la cédula de habitabilidad a las viviendas tipo estudio, ya que NO cumplen con la Orden de 1944.

Además en la Consejería de Transporte, Vivienda e Infraestructura, nos han comentado que una vez se apruebe la modificación del decreto 79/2014 por la que se regulas las viviendas de uso turístico, se dejarán de expedir la hasta ahora Cédula de Habitabilidad, pasando a ser otro tipo de documento el que regule las condiciones de habitabilidad de las viviendas, que hasta el momento ignoramos, pudiendo ser el nuevo Certificado de Idoneidad de Viviendas de Uso Turístico (CIVUT)

Comunicación Previa para pequeñas reformas (Ayuntamiento de Madrid)

Para poder realizar las obras de reforma de una vivienda antigua con cambio de distribución, es decir, modificando tabiques aunque sea uno, debemos presentar en el Ayuntamiento de Madrid una Comunicación Previa, en donde además de cumplir las condiciones mínimas de la Orden del 29 de febrero de 1944 debemos cumplir con el Plan General de Ordenación Urbana de Madrid (PGOUM).

Mientras la Orden de 1944 no permite las viviendas tipo estudio, el PGOUM las permite siempre y cuando tengan una superficie mínima de 25 m2.

Además del Ayuntamiento, como ya hemos comentado, la Consejería de Cultura, Turismo y Deporte de la Comunidad de Madrid, también considera válidas las viviendas tipo estudio.

 

Conclusión

Estas contradicciones motivadas por la falta de coordinación y cooperación entre las distintas entidades interesadas, tienen como consecuencia la imposibilidad de adaptar viviendas antiguas en el centro turístico de Madrid para Viviendas de Uso Turístico, dejando en desamparo a sus propietarios e imposibilitando la recuperación del espacio urbano.

Informe sobre tu vivienda

Si tienes una vivienda que quieres alquilar como vivienda de uso turístico y prefieres que te digamos si cumple con las diferentes normativas antes de comenzar cualquier trámite, clica aquí para ponerte en contacto con nosotros.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies